OpiniónLa insoportable hipocresía en el caso de Yaiza
la-insoportable-hipocresia-del-caso-yaiza

La insoportable hipocresía en el caso de Yaiza

La insoportable hipocresía en el caso de Yaiza

Querida Yaiza, querida niña con nombre de princesa guanche:
a tus cuatro años de edad, el día 31 de mayo de 2021, en Sant Joan Despí, provincia de Barcelona, donde vivías, tu madre te asesinó para castigar a tu padre. Escribo estas líneas para pedirte perdón a ti, a tu desconsolado padre y a cuantos te conocían, porque no lo supe.

Diez días después de tu tragedia, hemos sabido que otra niña murió como tú: primero narcotizada y después ahogada; tú por una bolsa, ella en el mar. Qué ha tenido ella que tú no tuviste, me pregunto. De ella sí lo supe, sí lo seguí y sí me horroricé y por eso lo publiqué. Pero quedé en deuda contigo, con tu padre y los tuyos y con todos los niños que no hayan tenido quien los recordara en su dolor y su final.

Tu muerte no la supe porque a nadie le importó, no fue titular y apenas se mencionó de pasada en algún telediario. Tu muerte no importó a la inmensa mayoría de los periódicos. De ti no quiso saber ninguno de los directores de esos programas dedicados día y noche a retorcernos las entrañas con las muertes de Olivia y Anna, sin cesar, una y otra vez sin descanso, entre un paquete publicitario y el siguiente, escudriñando pormenores de sus vidas que nadie necesita saber. No importó a este presidente que se deshizo en condolencias cuando se confirmó la muerte de Olivia y que de ti nada supo. Nada importó a la reina consorte, que derramó lágrimas por Olivia y que de ti nada supo. No interesó a una a quien pagamos enormes emolumentos por ser ministra de Igualdad y que de ti nada supo o nada quiere saber. Tu muerte no importó a esa multitud vociferante que se manifestó ayer, viernes, en las ciudades más importantes de España, entre los que nadie te mencionó porque de ti nada saben o nada quieren saber.

Yo te pido perdón, querida Yaiza. Publicaré esto donde publiqué lo otro. Algunos dejarán la condolencia, pero no igualarán a las del otro caso. No esperes que tu muerte importe lo mismo que las otras. Doler dolerá lo mismo, pero es que la tuya no vende. A esto algunos lo llaman igualdad. A saber por qué.

Descansa en paz, querida niña Yaiza. Dale besitos a Olivia y Anna, que también son princesas como tú y vivían en esta tierra de las princesas guanches.

Noticia de El País donde, al fin, dice algo del caso de Yaiza.
El asesinato fue el día 31 de marzo, esta condolencia la hice el 12 de junio, el articulito, noticia, referencia o como sea que El País lo llame tiene fecha del 17 de junio. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

logotipo-miguel-de-leon

Los libros, principio y fin.
A los que leí debo lo que soy; en los que he escrito está lo mejor de mí; los que quisiera leer y escribir, darán sentido a lo que me quede de vida.